INE (parte 1)
17511
post-template-default,single,single-post,postid-17511,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive

INE (parte 1)





INE 2021¹

Atmósfera Electoral (primera entrega)



por @Signa_Lab | 23 de abril, 2021.

¹Esta investigación forma parte del proyecto de observación electoral desarrollado por Signa_Lab en el marco de las elecciones 2021 y cuenta con apoyo del Fondo de Apoyo a la Observación Electoral (FAOE) del Instituto Interamericano de Derechos Humanos (CAPEL-IIDH) a través de su Centro de Asesoría y Promoción Electoral.





Atmósfera Electoral 2021 MX: el INE en redes



La conversación en redes sociodigitales en procesos electorales en México, como en resto del mundo, ha cobrado mayor relevancia en los últimos años, en la medida en que a través de estos espacios la ciudadanía, medios de comunicación, autoridades electorales, partidos y candidatos, exponen sus puntos de vista, y participan de maneras diferenciadas en la construcción de lo público. Las redes sociales operan hoy no solamente como plataformas para el entretenimiento, su centralidad en la vida política de las sociedades contemporáneas es ya un hecho indudable.

Durante las pasadas elecciones presidenciales del 2018, Signa_Lab participó en la descarga, sistematización y filtración de la conversación en Facebook y Twitter para construir las preguntas que los entonces candidatos responderían durante el tercer debate presidencial. Fue durante esa campaña que identificamos el fuerte apoyo que Andrés Manuel López Obrador logró en estos espacios, pues su volumen de publicaciones, considerablemente inferior al del resto de los candidatos, generaba mucha mayor cantidad de interacciones, lo cual puede ser considerado como una señal que se traduciría luego en los resultados electorales. Por ello es importante no desestimar las conversaciones en redes, pero al mismo tiempo y por su importancia, es clave aislar “el ruido”, el estruendo artificialmente producido y retener la conversación con sus consensos y disensos.

Con la llegada de AMLO a la presidencia de México, inició también una reconfiguración en la lógica de construcción de la agenda pública. Las conferencias matutinas, o “mañaneras”, del presidente se convirtieron en pocos meses en el espacio privilegiado para nombrar y construir los temas relevantes para el país y su encuadre. Dos años después de iniciado el mandato, las mañaneras, con sus 116 minutos de duración promedio, de lunes a viernes, son el eje central de la estrategia de comunicación de la presidencia, y también el espacio desde el cual, con cada vez mayor recurrencia, se señalan a través de distintas estrategias, a las voces críticas como “adversarios”, “conservadores”, “enemigos de la democracia”.

Para entender el impacto de las llamadas “mañaneras”, hay que agregar dos elementos más en la lógica de construcción de la agenda pública a partir de 2018 en las redes sociales. Por un lado, la participación de distintos actores en la construcción de tendencias a favor o en contra del presidente en Twitter, que utilizan distintas estrategias para colocar ciertos temas en el centro de la atención o alejar la atención de otros, y por otro, la destacada participación de diversos canales de YouTube, algunos abiertamente afines al presidente, que seleccionan partes de los mensajes emitidos en las conferencias matutinas, que modelan y amplían para sus millones de usuarios activos. Estos canales suelen aprovechar la percepción generalizada de descrédito de los medios de comunicación tradicionales (sobre todo de Televisa y de varios periodistas que han sido parte de la empresa y que ahora están en otros medios digitales), reafirmada de manera recurrente por el presidente en sus apariciones matutinas.

En estas piezas audiovisuales los youtubers utilizan un tono informal, que recurre a las exclamaciones y al uso de letras mayúsculas en los títulos y que no duda en repetir los adjetivos utilizados por el mandatario para referirse a la crítica. Se trata de un despliegue estético de los youtubers que insisten en desligarse de los medios tradicionales y presentarse como paladines de “la verdad” o informadores de lo que “no se dice en otros espacios”. Con sus variantes, estas y estos youtubers, logran generar -a través de estos encuadres- narrativas concretas, sentido de pertenencia y formas de percepción de la realidad, recurriendo al humor y en muchas ocasiones a falacias ad hominem, dirigidos sistemáticamente a la disidencia del discurso oficial.

La gran permeabilidad y alcance en lo digital que tienen las mañaneras y los videos de youtubers abiertamente pro-4T, durante el día se integra al circuito de conversación en Twitter, Facebook y en otros canales de YouTube, donde también participan medios digitales, tradicionales, gobiernos, oposición institucional, organizaciones de la sociedad civil, etc., para dar forma al debate político en la arena digital. El conjunto de actores y estrategias señalado arriba, sin embargo, ha producido un escenario de alta polarización social o animadversión entre posturas no convergentes en la conversación política nacional en redes sociodigitales.

En este contexto, donde cada vez más, temas de relevancia nacional son atravesados por disputas abiertas, es que tendrán lugar las elecciones del 2021, las más grandes de la historia de México, en la que se elegirán a más de 3,500 representantes de gobiernos municipales, estatales y federal.

Durante las últimas semanas, el Instituto Nacional Electoral (INE) ha estado en el centro de agitadas “conversaciones” en redes, principalmente en Twitter. #INECorrupto o #YoDefiendoalINE, marcan la pauta que ha instalado dudas sobre su lugar como árbitro legítimo de las elecciones.









INE. Antecedentes y relevancia en el México contemporáneo



El actual Instituto Nacional Electoral es el órgano constitucional autónomo encargado de organizar y dar validez a los comicios en México. La existencia de un árbitro independiente del Poder Ejecutivo y de los partidos políticos ha sido uno de los logros de la democracia mexicana. Los organismos electorales no siempre tuvieron estas características.

Sin remitirnos a la historia de las elecciones en México, basta con recordar que en 1946, durante la presidencia de Manuel Ávila Camacho, se creó la Comisión Federal de Vigilancia Electoral que estaba presidida por el Secretario de Gobernación. Aunque los partidos tenían representación en el organismo, éste dependía directamente del Poder Ejecutivo.

Lo anterior se mantuvo prácticamente sin cambios aunque el propio organismo fue evolucionando. En 1973 se convirtió en Comisión Federal Electoral y no fue sino hasta 1990 que se convirtió en Instituto Federal Electoral, a partir de las reformas constitucionales de la época que también permitieron la promulgación del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales. Es hasta 1996 cuando el IFE adquiere autonomía al desligarse del Poder Ejecutivo, se crea la figura de Consejero Presidente del instituto, acompañado de ocho consejeros electorales, un secretario ejecutivo, consejeros del Poder Legislativo y representantes de partido.

La nueva autonomía del instituto vino acompañada de nuevas atribuciones que se fueron reforzando hasta que, en 2014, se transforma en Instituto Nacional Electoral que contaría con un Consejo General integrado por 11 ciudadanas y ciudadanos de los que uno fungiría como Consejero Presidente.

El Instituto Nacional Electoral cuenta con autonomía de los poderes establecidos, sus representantes son independientes y sin filiación partidista, y es el primer garante de contar con procesos electorales limpios y transparentes. Su presencia en el espacio político es fundamental para el desarrollo democrático y, ante todo, es el resultado de una larga lucha por mantener la pluralidad y equidad de la contienda por el poder. Sería imposible entender el juego democrático sin la presencia de un árbitro como lo es el INE, símbolo de una serie de luchas de distintos actores para garantizar la confianza en procesos de elección democráticos, en una sociedad que fue gobernada durante más de 70 años por el mismo partido político.

Si bien es una institución perfectible, el INE es uno de los logros democráticos más importantes en la historia reciente de México. Es el símbolo de una serie de luchas de distintos actores para garantizar la confianza en procesos de elección democráticos, en una sociedad que fue gobernada durante más de 70 años por el mismo partido político.









El INE en el centro de la discusión



Desde inicios del 2021 el INE ha sido tendencia en redes en diversos momentos. Las menciones iniciaron cuando el Consejero presidente, Lorenzo Córdova, en un foro en El Colegio de México, señaló que la transmisión “íntegra” de las conferencias del presidente no podría tener lugar durante las campañas electorales para evitar la difusión de mensajes que podrían ser interpretados como propaganda gubernamental. De entonces a la fecha, la polarización ha marcado las tendencias, que han ido, por un lado, de la descalificación al instituto, a las peticiones de remoción de los consejeros por suspender candidaturas en plazos y por motivos estipulados en el código que sustenta el actuar del organismo, a la desaparición del propio instituto por pretender reformar la sobrerrepresentación en las diputaciones plurinominales en el congreso federal y por otro, a la defensa a ultranza del instituto como logro democrático de la historia reciente del país, al ataque al gobierno actual por “abuso de poder” desde las conferencias matutinas con las críticas al INE.

El INE ha estado en el centro de la discusión pública en los últimos dos años en general (periodo de inicio del actual sexenio) y en lo que va de este año en particular, de ese modo es posible identificar ciertos patrones que ayudan a construir preguntas sobre las implicaciones de la coyuntura actual como un paso más en una cronología situada entre actores específicos INE, Presidencia, conversación en redes, contenidos en Youtube. Signa_Lab ha venido monitoreando estas conversaciones a través de una serie de descargas y visualizaciones de datos alrededor del INE en Twitter y en Youtube, que son espacios preponderantes, como ya explicamos al inicio, en donde se articula el sentido de la política nacional, particularmente en lo que va del sexenio de AMLO. En esta entrega, nos centramos en los acontecimientos más recientes para el caso de Twitter y vamos hasta el 2018 en el caso de Youtube









El INE en Twitter: una hipótesis fallida



Durante el monitoreo permanente que Signa_Lab realiza de los trending topics en Twitter, se han detectado en varias ocasiones etiquetas o hashtags relacionados con el Instituto Nacional Electoral (INE). Sin embargo, para aproximarnos a lo que se discute y comunica sobre el árbitro electoral en la coyuntura actual, más que “etiquetas” o tendencias, buscamos las menciones en general sobre el Instituto, ya que los hashtags más visibles tienden a sostener una lógica a favor o en contra, que dificulta ver qué más hay en la conversación.

Es decir, planteamos como hipótesis inicial que al evitar la minería de tendencias y centrar el análisis en las menciones, se obtendrían unas imágenes menos polarizadas y más centradas en la conversación. Esta hipótesis no resistió el análisis multicapa que desarrolla el Laboratorio por las razones que se enuncian a continuación.

A través de las menciones, se obtuvieron 134,735 publicaciones en Twitter ya fuera de la palabra “INE” o el nombre de usuario del instituto, @INEMexico. Hubo dos periodos de descargas: 26 al 28 de marzo y 3 al 10 de abril. Una primera aproximación a los datos se muestra en los siguientes grafos de usuario-a-usuario, es decir, en los que podemos visualizar las relaciones que se dan entre las distintas cuentas que participaron en la conversación.

El grafo está conformado por 157,381 nodos o usuarios, entre los cuales se establecen 961,674 aristas o relaciones, lo cual es un indicativo de la intensidad que ha generado esta polémica que no es solamente digital. A partir del cálculo de modularidad, se observa la conformación de 375 comunidades o grupos dentro de la red, también llamados clusters. El primer grafo nos permite ver a los usuarios por grado de entrada, es decir, los nodos más grandes son los que recibieron más menciones y/o cuyos mensajes fueron más retuiteados por parte del resto de la red. También se puede visualizar el mismo grafo por grado de salida, es decir, los nodos que más reprodujeron mensajes de otras cuentas, ya sea haciendo menciones o dando retuits, son los que aparecen con mayor tamaño.

Grafo 1. Visualización de relaciones entre usuarios (U2U). El grafo está conformado por 157,381 nodos y 961,674 aristas que establecen relaciones en 375 comunidades. Elaborado por Signa_Lab.

Si bien hay cientos de comunidades, destacan de manera evidente dos, las cuales representan el grueso de la conversación. Aunque hemos realizado una extracción por palabra clave (INE o el nombre de usuario @INEMexico), la diversidad de las relaciones en la discusión en torno al árbitro electoral sigue la lógica de polarización discursiva que Signa_Lab ha reportado para otros temas de la política en México. Es decir, la contaminación de las conversación en Twitter va más allá de los hashtags o tendencias.

En esta ocasión el grafo nos ofrece una postal de la polarización específicamente alrededor de la disputa en torno al papel del árbitro en el proceso electoral que está en marcha. En el grafo que indica el grado de salida de los nodos (desplazando a la izquierda el indicador interactivo ubicado al centro del grafo), muestra en la parte inferior izquierda un cúmulo de cuentas antiamlo como las más activas en las menciones a otros usuarios. Esto contrasta con el mayor número de menciones en contra del INE por parte de cuentas pro-4T, señalado más adelante en este informe.

En cuanto a las etiquetas vinculadas a las menciones, prevalece una pugna maniquea que sostienen ambas posiciones encontradas, por un lado: #fueracórdovadeline, #inerompeelpacto, #inecorrupto, como parte de sus hashtags con mayor tracción; y por otro, #yodefiendoaline, centradas en el ataque a las decisiones del instituto y extrapolándolas a la figura del consejero presidente. Y por el otro lado #niunvotoamorena, son de las etiquetas más visibles, que evidencian cómo la polarización exacerba la defensa del instituto y la lleva a un llamado a la desmovilización del voto a Morena.

Grafo 2. Red de relaciones de Usuario a Hashtag (Entradas). Elaborado por Signa_Lab.

Así, de manera inevitable, el análisis nos colocó de frente a los HT’s. En cuanto a la red de hashtags, generada cuando dos o más etiquetas son mencionadas en el mismo tweet, se aprecian dos grandes nubes de etiquetas a favor y en contra del INE. Destacan, de un lado, #oposiciónmiserable, #lorenzocórdova, #fueralorenzocordvadeline, #inecorrupto; y del otro, #yodefiendoaline, #niunvotoamorena, #unvioladornoserágobernador, #elecciones2021.

Grafos 3 y 4. Red de relaciones de Hashtag a Hashtag. Elaborado por Signa_Lab.

Si bien la polarización es la que prevalece, podemos preguntarnos cómo se construyó en esta conversación e identificar ciertas características en el crecimiento de la misma. Para ello hemos elaborado la siguiente visualización en la que se pueden filtrar, en la pestaña 1, los mensajes por palabras clave o las cuentas por palabras usadas en la biografía. También se pueden ubicar los mensajes que tuvieron mayor alcance a través del número de retuits.

La pestaña 2 de la visualización nos permite ubicar a las cuentas que más participaron en la conversación con publicaciones que mencionan al INE o a su nombre de usuario en Twitter. Esto nos permite saber el número exacto de veces que cada cuenta publicó mensajes relativos al árbitro electoral, y también medir el impacto individual de la cuenta por los retuits logrados, que como ya hemos señalado con anterioridad, vinculada con la velocidad de crecimiento de una tendencia a partir de rt’s, es una métrica válida para determinar acción coordinada no orgánica.

En esta visualización es importante señalar que la preservación de las etiquetas de usuario (o nombre de usuario) permite distinguir las cuentas institucionales (del propio INE o de organismos públicos locales electorales), las de medios de comunicación y las de usuarios individuales.









Al recuperar las menciones que se hacen del INE, hemos podido captar no solo aquellos mensajes en los que se critica, acusa o señala al árbitro electoral sino también a aquellos que evalúan, discuten o defienden al organismo. De la muestra de tuits que hemos recuperado, se obtienen algunas pistas que a continuación describimos:

● En cuanto a la temática de la conversación, los 5 tuits de más alto alcance (mayor número de retuits) fueron, 1 en contra y 4 de apoyo a las decisiones del INE o de cuestionamiento a actores políticos —individuales o partidos— que se han inconformado con las acciones tomadas por el árbitro electoral.

● En cuanto a las características de las cuentas que participan de la conversación: una tercera parte de las mismas (33% o 17,331 usuarios) fueron creadas de 2018 a la fecha. Este conjunto de cuentas tiene, en promedio, 851 followers cada una. La importancia de destacar este punto tiene relación con lo que se describe a continuación.

● Aunque pocas cuentas destacan por el alto número de retuits o “likes” recibidos, gran parte de la conversación se concentra entre un gran número de cuentas que, en conjunto, produjeron pocos mensajes pero lograron una alta dispersión de su contenido: 545,000 retuits y 1.3 millones de likes acumulados. Es decir, muchas cuentas producen pocos mensajes que conforman el grueso de la conversación en torno al INE.

● Cerca del 99% de los tuits que conforman la muestra siguen el patrón anterior. Unos 131 mil mensajes que logran, en conjunto, el 60% del alcance del total de la conversación. Lo esperable en conversaciones amplias es justamente que unos pocos usuarios destacados (personajes políticos, medios o instituciones) logren gran incidencia con pocos mensajes mientras el resto de usuarios generan, en conjunto, gran cantidad de mensajes que completan el paisaje de la discusión. Por ello es importante ubicar a las cuentas que tienen patrones intensos de publicación sin pertenecer a ese grupo de cuentas “notables” o destacadas, por ejemplo, en la segunda pestaña de la visualización es posible identificar cuentas, que no son medios de comunicación o figuras públicas, que tienen más de 100 tweets publicados, sobre el INE, en el periodo de las descargas.

● En la visualización se puede notar cómo la mayoría de los usuarios participantes en la conversación han generado 20 tuits o menos en el conjunto de datos. De ahí que destaquen por sí mismos los usuarios que aportan más de esa cantidad.

● Es esperable que, entre los polos de identificación política disponibles nos encontremos con contraposiciones entre grupos de usuarios. Una manera de identificar esta posibilidad fue realizando filtrados a palabras clave en los perfiles. Al realizar lo anterior en las biografías de cuentas, se detectó que: 2,455 perfiles mencionan la palabra “amlo”; 1,382 mencionan la “4T”; 532 a “Morena”, 294 los caracteres “transform”. Adicionalmente, 238 cuentas mencionan las palabras “antiamlo” o “anti-amlo” en sus biografías; 78 a “frena”, 170 alguna combinación de “antichair”/“anti-chair”, otras 60 “cacas”, 44 el hashtag “niunvotoamorena”, 38 se identifican como “antipeje” y 20 “antimorena”.

Esta exploración de la muestra de publicaciones en Twitter para el periodo observado expone parte de lo que ocurre en el espacio político actual, al menos en lo relativo al árbitro electoral. Esto es, la actuación del INE está bajo permanente vigilancia y sus decisiones se ponen en relación con los actores que se sienten afectados por las mismas. Aunque el punto de vista de algunos actores (o usuarios, según se elija) logra mayor impacto, se trate porque se concuerda con lo que exponen o no, no se debe pasar por alto una capa de discusión en la que el significado de las decisiones del árbitro electoral se sigue construyendo, disputando y quedando en suspenso como parte de una relación inagotable en la esfera digital de Twitter.

Para complementar esta primera descripción, se ha explorado también el espacio de YouTube desde donde se expone otra construcción simbólica del árbitro y que se expone en el siguiente apartado.



El INE en YouTube



En el caso de YouTube, en este reporte buscamos ver más allá de la coyuntura actual, y revisar qué actores, a través de qué canales, han producido qué tipo de mensajes con respecto al Instituto, desde cuándo, logrando o buscando qué efectos.

YouTube es una de las redes sociales más utilizadas en México, la principal para el consumo personalizado de video. En el último año, los canales de Youtube en el país que superaron el millón de seguidores llegó a 630. La política, sobre todo en los últimos años, también se discute cada vez más en Youtube. Las conferencias matutinas del presidente López Obrador son transmitidas por el canal oficial del mandatario y por varias decenas de medios de comunicación digital. Lo que ocurre después de las mañaneras marca el rumbo de la agenda nacional cada día.

La serie de conflictos actuales con el INE también está presente en esta red social. Sin embargo, en aras de ampliar la visión del momento actual, es necesario conocer los antecedentes en la cobertura y los actores con mayor incidencia en este tema, en este escenario en específico.

Signa_Lab descargó la red de videos más vistos que el algoritmo de Youtube jerarquiza en la búsqueda “AMLO / INE”, a continuación, se filtraron los videos subidos del 1 de diciembre de 2018 (fecha de la toma de protesta de López Obrador como presidente) al 9 de abril del 2021 (fecha de la descarga de datos). Los resultados arrojan las siguientes observaciones.

Grafo 5.Red de canales de YouTube con “amlo/ine”. Elaborado por Signa_Lab.

Los medios de comunicación en México tienen una historia documentada de alianzas con los poderes gubernamentales y privados que gobernaron el país durante buena parte del siglo pasado. Movimientos sociales, ONG’s y voces críticas desde la academia, entre otros, han dejado clara la importancia de evidenciar los vínculos políticos entre los medios y los gobiernos y las consecuencias negativas que esto ha traído para el país. Este descontento fue resaltado y señalado por AMLO desde antes de llegar a la presidencia, pero desde el comienzo de su mandato, ha sabido utilizar políticamente este legítimo descontento con los medios tradicionales.

Con la llegada de AMLO a la presidencia, diversos canales de YouTube que ya lo apoyaban desde antes, y otros de más reciente creación, comenzaron a ganar cada vez mayor visibilidad en esta red, centrando su producción de contenidos en la disección y editorialización de fragmentos de las conferencias matutinas del presidente. Hay que señalar que la monetización en esa plataforma se genera entre otros factores, por las vistas que acumula un video.

Estos canales en YouTube, a su vez, han sabido aprovechar la narrativa presidencial y el legítimo descontento de las audiencias en contra de los medios tradicionales (sobre todo de las televisoras Televisa y TV azteca), a la hora de encuadrar o construir el enfoque de sus propios contenidos. Y también han construido una gramática de apoyo al presidente, que consiste en exacerbar, con letras mayúsculas y signos de exclamación, los ataques a los actores que se muestran críticos con las decisiones y declaraciones oficiales.

Este encuadre admite cada vez menos matices y podría ser visto como elemento que atiza el ambiente de polarización política a nivel nacional. Las estrategias de editorialización de estos canales confunden informalidad y simplicidad en la presentación de contenidos con objetividad y veracidad; y se aprovechan del descontento legítimo hacia otros medios, para atacar a todo aquel que cuestione al presidente. En esta dinámica, el INE ha sido uno de los actores que, durante los últimos dos años, ha sido señalado por el mandatario, y sobre todo apuntado por distintos canales de Youtube afines a la 4T, como una institución digna de distintos niveles de desconfianza y desprecio.

En la nube de palabras más frecuentes usadas en los títulos de estos videos, aparecen “Lencho”, para referirse de manera despectiva al consejero presidente del INE, “contra” y “censura”, esto ayuda a entender el énfasis del encuadre hacia el instituto. “Mañanera” y “mañaneras” también están en el top de repeticiones, lo cual refuerza la afirmación de que la producción de contenidos de estos canales, y la monetización (por número de reproducciones) de esta parte del circuito comunicativo nacional, no sólo está condicionada sino que depende en gran medida de las conferencias del presidente.

Nube de palabras. Elaborado por Signa_Lab.

La siguiente visualización, en la Hoja 1, muestra una línea del tiempo con los videos más reproducidos en YouTube, con las palabras “AMLO / INE” en el título, del 1 de diciembre del 2018 al 4 de abril del 2021. Cada punto es un video, mientras más alto en la tabla está cada video, mayor número de reproducciones alcanzó; mientras más grueso es, mayor número de likes tuvo. Del lado derecho, aparece una lista, ordenada de mayor a menor número de reproducciones, de los canales que han publicado estos videos. Esta lista es protagonizada por canales que abiertamente apoyan a la 4T con las características arriba mencionadas. Cuando se coloca el cursor sobre cada punto en la línea de tiempo, se aprecia el nombre del canal, título del video, número de reproducciones y de likes, la fecha de publicación y, si se da click, emerge la opción de ir al enlace del video o del canal.

En la hoja dos de la misma visualización, aparecen los nombres de los canales, nuevamente ordenados a partir de su número de reproducciones, con los videos publicados segmentados por intensidad de color y tamaño (número de likes y de reproducciones). Esta visualización permite leer la gramática utilizada para editorializar los títulos de cada canal cuando hablan de AMLO y del INE. Es otra manera de apreciar las estrategias ya mencionadas.

Estas visualizaciones permiten identificar cronológicamente una continuidad en las maneras de construir la relación entre la presidencia y el INE como tensiones, choques, peleas, desde el encuadre mediático de los canales de YouTube más afines al presidente. De este modo, la coyuntura actual, centrada en la polarización a favor o en contra del INE, desplegada también en Twitter, tiene un correlato fuerte en YouTube, donde además hay un patrón en el abordaje.

¿Cuál es el peso que tiene en Youtube la conversación en Twitter y viceversa? En la medida en que en muchos casos se trata de conversaciones concurrentes, es posible pensar en una retroalimentación mutua más que en una causal de una red a otra, sin embargo, no se puede pensar una respuesta al margen de las conferencias del presidente. Ya que entre los tres escenarios se articula un circuito de producción de sentido que no hay manera de afirmar que esté coordinado, pero sí evidencias de que concatena voces y actores muy visibles.

Es importante destacar que, si bien aparecen pocos medios tradicionales en algunos de los lugares más visibles de la tabla, sus titulares no remiten a la gramática utilizada por los canales afines al presidente. Aquí los medios utilizan títulos más bien descriptivos. En general, los titulares más críticos al presidente o a la 4T tienen poca visibilidad en los primeros lugares en la tabla de reproducciones. Los canales abiertamente anti AMLO que han abordado la relación entre el presidente y el INE, aparecen a partir del lugar 20 en la tabla. Siguen las mismas características que las de su contraparte, exaltan las tensiones entre el presidente y el consejero Lorenzo Córdova, resaltan “pretensiones autoritarias”, usan mayúsculas y signos de admiración para llamar la atención. Estos canales son pocos y, comparados con los canales pro-4T, sobre este tema no tienen mayor incidencia en cuanto al volumen de sus reproducciones. Es decir, a diferencia de Twitter, aquí ni siquiera hay contrapesos fuertes en la conversación en contra del INE.











Cierre



Como parte de la atmósfera electoral, las acciones, decisiones y posiciones tomadas por el árbitro de la contienda 2021 están siendo observadas y vigiladas muy de cerca y, en ocasiones, criticadas o atacadas de forma directa. Sin embargo, parte de la reacción y evaluación que se hace del INE en el proceso que está en marcha sigue una tendencia que ha estado presente en la discusión digital al menos durante los últimos dos años: descalificación y contaminación de la conversación.

Algunas de las etiquetas/hashtags que se reportaron en la muestra de mensajes capturados entre finales de marzo y principios de abril han estado presentes en discusiones previas. Una pista de estas propuestas para encuadrar la acción del árbitro electoral se pueden ver en la forma en que se plantea un posible antagonismo entre el INE y el Ejecutivo federal desde la producción comunicacional de canales de YouTube.

Llegados a este punto, es clave pensar y repensar cómo volver relevante la propia voz en las redes sociales para la construcción de una esfera pública digital donde no impere el ruido, la estridencia, el ataque y la descalificación.

Los datos que se han analizado permiten afirmar que hay una pugna por impulsar la narrativa de un árbitro aliado a “poderes fácticos” y por consiguiente no neutral. Y de otro lado, hay un uso de la tendencia #YoDefiendoalINE para impulsar otras etiquetas cuyo crecimiento en velocidad y rt’s, tampoco resultan orgánicas.









admin_signalab
signalab@iteso.mx